Blog

Felices Pascuas de Resurrección

Estimada familia CIEC, reciban un cordial saludo.

Unas muy felices pascuas de Resurrección. Que el buen Dios de la vida nos permita seguir trabajando por el bien de nuestro niños, jóvenes y familias de nuestro continente.

Comparto un mensaje en viñetas del dibujante religioso y humorista español José Luis Cortés.

 

Ver presentación

 

 

Compartir con:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

El Papa en Vigilia Pascual

“Vayamos a anunciar, a compartir, a descubrir que es cierto: el Señor está Vivo”. Con estas palabras el Papa Francisco animó en la Vigilia de Pascua a no quedarse encerrados en el sepulcro, sino a resucitar con Cristo, y advirtió de que si no somos capaces de hacerlo es que “no somos cristianos”.

“Vayamos a anunciar, a compartir, a descubrir que es cierto: el Señor está vivo. Vivo y queriendo resucitar en tantos rostros que han sepultado la esperanza, que han sepultado los sueños, que han sepultado la dignidad. Y si no somos capaces de dejar que el Espíritu nos conduzca por este camino, entonces no somos cristianos”.

“Con la Resurrección, Cristo no ha movido solamente la piedra del sepulcro, sino que quiere también hacer saltar todas las barreras que nos encierran en nuestros estériles pesimismos, en nuestros calculados mundos conceptuales que nos alejan de lavada, en nuestras obsesionadas búsquedas de seguridad y en desmedidas ambiciones capaces de jugar con la dignidad ajena”, dijo también.

Francisco recordó de nuevo el relato de la resurrección de Jesús y el sentimiento de sus discípulos ante su muerte. “Podemos imaginar esos pasos, el típico paso de quien va al cementerio, paso cansado de confusión, paso debilitado de quien no se convence de que todo haya terminado de esa forma. Podemos imaginar sus rostros pálidos, bañados por las lágrimas y la pregunta: ¿cómo puede ser que el Amor esté muerto?”.

Pero por otro lado están las mujeres, “dos mujeres capaces de no evadirse, capaces de aguantar, de asumir la vida como se presenta y de resistir el sabor amargo de las injusticias. Y allí están, frente al sepulcro, entre el dolor y la incapacidad de resignarse, de aceptar que todo siempre tenga que terminar igual”.

El Pontífice afirmó que en el rostro de estas mujeres se puede ver reflejado el de otros: “tantas madres y abuelas, el rostro de niños y jóvenes que resisten el peso y el dolor de tanta injusticia inhumana” o el de “todos aquellos que caminando por la ciudad sienten el dolor de la miseria, el dolor por la explotación y la trata”.

“En ellas también vemos el rostro de aquellos que sufren el desprecio por ser inmigrantes, huérfanos de tierra, de casa, de familia; el rostro de aquellos que su mirada revela soledad y abandono por tener las manos demasiado arrugadas. Ellas son el rostro de mujeres, madres que lloran por ver cómo la vida de sus hijos queda sepultada bajo el peso de la corrupción, que quita derechos y rompe tantos anhelos, bajo el egoísmo cotidiano que crucifica y sepulta la esperanza de muchos, bajo la burocracia paralizante y estéril que no permite que las cosas cambien. Ellas, en su dolor, son el rostro de todos aquellos que, caminando por la ciudad, ven crucificada la dignidad”.

Francisco recordó que todos llevamos dentro la promesa y la certeza “de la fidelidad de Dios”. “Pero también nuestros rostros hablan de heridas, hablan de tantas infidelidades, personales y ajenas, hablan de nuestros intentos y luchas fallidas”.

En la homilía, el Papa advirtió que a veces “casi sin darnos cuenta, podemos acostumbrarnos a convivir con el sepulcro, a convivir con la frustración. Más aún, podemos llegar a convencernos de que esa es la ley de la vida, anestesiándonos con desahogos que lo único que logran es apagar la esperanza que Dios puso en nuestras manos”.

Así son, tantas veces, nuestros pasos, así es nuestro andar, como el de estas mujeres, un andar entre el anhelo de Dios y una triste resignación. No sólo muere el Maestro, con él muere nuestra esperanza.

Sin embargo, “el latir del Resucitado se nos ofrece como don, como regalo, como horizonte. El latir del Resucitado es lo que se nos ha regalado, y se nos quiere seguir regalando como fuerza transformadora, como fermento de nueva humanidad”.

El Santo Padre invitó a los fieles a acudir con las mujeres al sepulcro y “anunciar la noticia”. “A todos esos lugares donde parece que el sepulcro ha tenido la última palabra, y donde parece que la muerte ha sido la única solución. Vayamos a anunciar, a compartir, a descubrir que es cierto: el Señor está vivo”.

Compartir con:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

misericordia_tierra

Misericordia con la tierra

Estimada familia CIEC ¡Feliz Pascua!

En este tiempo de Pascua celebramos el poder del amor de Cristo desatado en la Cruz. Celebramos este amor que como dice el Papa Francisco “hace florecer la esperanza en el desierto”.

Ahora estamos llamados a ser personas de Pascua en obra y palabra. Pues como dijo nuestro Santo Padre este lunes: “Seremos hombres y mujeres de resurrección, hombres y mujeres de vida”.

15b9ffaf-4165-4e49-ba6a-98ce81e22d06

En menos de una semana, cada uno de nosotros tiene la oportunidad de vivir la resurrección en la Jornada de #MisericordiaConLaTierra (22-23 de abril). Ya los católicos de todo el mundo se están comprometiendo a tomar medidas en sus vidas y comunidades para usar misericordia con la Tierra.

·         En los Estados Unidos, Daniel se preparará para asistir a la Marcha del Clima.

·         En Solo, Indonesia, Kristiana tomará medidas concretas para hacer que su comunidad sea más eficiente energéticamente.

·         En la Amazonía de Ecuador, el Padre Pablo Silva celebrará una Eucaristía por el Cuidado de la Creación en una comunidad indígena.

·         Y muchos, muchos más católicos están actuando en todos los continentes.

¿Cómo serás una persona de resurrección? Celebra la Pascua con la comunidad mundial haciendo el compromiso de hacer una cosa en la Jornada de #MisericordiaConLaTierra

Estas obras podrían enmarcarse en las siguientes palabras del Papa Francisco: Se trata de signos comunes y humanos pero que, sostenidos y animados por la fe en el Señor resucitado, pueden adquirir una eficacia muy superior a nuestras capacidades”.

Vivamos la resurrección compartiendo la Buena Nueva con nuestras vidas, mediante actos de misericordia y compasión.

 

Celebra la Pascua usando #MisericordiaConLaTierra

 

Con la alegría de la Pascua,

 

 

misericordia_tierra_francisco

Compartir con:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

oracion_francisco_familia

Oración del Papa Francisco a la Sagrada Familia

Estimada familia CIEC, reciban un cordial saludo.

 

Compartimos la oración del Papa Francisco a la Sagrada Familia, una oportunidad para que desde la Escuela Católica fomentemos la Pastoral familiar:

 

Jesús, María y José

en vosotros contemplamos

el esplendor del verdadero amor,

a vosotros, confiados, nos dirigimos.

Santa Familia de Nazaret,

haz también de nuestras familias

lugar de comunión y cenáculo de oración,

auténticas escuelas del Evangelio

y pequeñas iglesias domésticas.

Santa Familia de Nazaret,

que nunca más haya en las familias episodios

de violencia, de cerrazón y división;

que quien haya sido herido o escandalizado

sea pronto consolado y curado.

Santa Familia de Nazaret,

haz tomar conciencia a todos

del carácter sagrado e inviolable de la familia,

de su belleza en el proyecto de Dios.

Jesús, María y José,

escuchad, acoged nuestra súplica.

Amén.

Compartir con:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

consejos-papa

5 CONSEJOS DEL PAPA FRANCISCO PARA EDUCAR CON ESPERANZA

El hombre no puede vivir sin esperanza y la educación genera esperanza. De hecho, la educación es un dar a luz, es un crecer, se coloca en la dinámica de dar vida”, dijo el Papa Francisco al recibir en audiencia a los participantes de la Asamblea plenaria de la Congregación para la Educación Católica en la Sala Clementina del Palacio Apostólico del Vaticano este jueves 9 de febrero.

Algunos consejos sobre cómo debe ser la educación católica:

  1. Educadores amorosos y atentos a escuchar. “Estoy convencido de que los jóvenes de hoy necesitan sobre todo esta vida que construye el futuro”. Por lo tanto, anotó que “el verdadero educador es como un padre y una madre que transmite una vida capaz de futuro… Para tener este pulso hace falta oír a los jóvenes: la labor de oreja…¡Oír a los jóvenes!”
  1. La educación enseña a tener esperanza en la “materia” del riesgo.“La esperanza no es un optimismo superficial, ni tampoco la capacidad de mirar las cosas con benevolencia, sino ante todo es saber arriesgarse de la manera correcta, igual que la educación”. 
  1. Humanizar la educación. “Las escuelas y universidades católicas dan una gran contribución a la misión de la Iglesia cuando están al servicio del crecimiento en humanidad, en el diálogo y en la esperanza”. “Son un ámbito privilegiado para pensar y desarrollar el empeño evangelizador”.

El Papa señaló a “las escuelas católicas” por su “aporte muy valioso a la evangelización de la cultura” y la “creatividad” en países y ciudades donde existe una “situación adversa”. “Humanizar la educación”, frente “a un individualismo intrusivo, que hace humanamente pobre y culturalmente estéril”.

  1. Hacer crecer la cultura del diálogo. La “Iglesia, como madre, educadora, siempre mira siempre a las generaciones más jóvenes en la perspectiva de “la formación de la persona humana”.

El Pontífice invitó a trabajar por una educación que ayude a “hacer crecer la cultura del diálogo”.

“Nuestro mundo se ha convertido en una aldea global con múltiples procesos de interacción, donde cada persona pertenece a la humanidad y comparte la esperanza de un futuro mejor con toda la familia de las naciones”, añadió.

Al mismo tiempo, lamentó que “por desgracia, hay muchas formas de violencia, pobreza,  explotación, discriminación,  marginación, enfoques restrictivos de las libertades fundamentales que crean una cultura del descarte”.

En este contexto, instó a las instituciones educativas católicas a estar en primera línea en “practicar la gramática del diálogo” y en “la valorización de la diversidad cultural y religiosa…”.

  1. Buscar la verdad. Francisco ha pedido a las Universidades católicas y pontificias que enseñen “un método de diálogo intelectual dirigido a la búsqueda de la verdad”.

“Santo Tomás ha sido y sigue siendo un maestro de este método, que consiste en tomar en serio a la otra persona, al interlocutor, procurando llegar al fondo de sus razones, de sus objeciones, para responder de una manera no superficial, sino adecuada. Sólo así se avanza realmente  juntos en el conocimiento de la verdad”.

 

Compartir con:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

3CLAVES

3 CLAVES ESENCIALES PARA LA EDUCACIÓN – PAPA FRANCISCO

VATICANO, 09 Feb. 17 / 08:21 am (ACI).- En una audiencia a los participantes de la plenaria de la Congregación para la Educación Católica, el Papa Francisco habló de 3 claves a tener en cuenta en el mundo de la educación: “humanizar la educación, “cultura del diálogo”, “sembrar esperanza”.
El Pontífice recordó que “la universidad es un ámbito privilegiado para pensar y desarrollar el compromiso de evangelización y las escuelas católicas constituyen una contribución muy válida a la evangelización de la cultura, también en los países o en las ciudades donde una situación adversa nos estimula a usar la creatividad para encontrar los caminos adecuados”.

1.- Humanizar la educación

El Santo Padre explicó que “frente a un individualismo invasor que hace humanamente pobres y culturalmente estériles, es necesario humanizar la educación”. Por ello, “la universidad y la escuela tienen sentido pleno solo en relación a la formación de la persona”.

“Las instituciones educativas tienen la misión de ofrecer horizontes abiertos a la trascendencia” y la educación debe estar “al servicio de un humanismo integral”.

La Iglesia, dijo el Papa, “como una madre educadora mira siempre a las nuevas generaciones en la perspectiva de la formación de la persona humana tanto desde el punto de vista de su fin último como desde el bien de las sociedades de cuyo miembro es el hombre”.

2.- Cultura del diálogo

“Nuestro mundo se ha convertido en una aldea global con múltiples procesos de interacción, donde cada persona pertenece a la humanidad y comparte la esperanza de un futuro mejor con toda la familia de pueblos”, afirmó Francisco.

El Pontífice, al mismo tiempo, lamentó que “tenemos muchas formas de violencia, de pobreza, de sufrimiento, de discriminación, de marginación y de acciones restrictivas de las libertades fundamentales, se crea así una cultura del descarte”.

En este contexto, afirma, “las instituciones educativas católicas están llamadas a situarse a la vanguardia para practicar la gramática del diálogo que forma el encuentro y la revalorización de la diversidad cultural y religiosa”.

3.- Sembrar esperanza

“El hombre no puede vivir sin esperanza”, aseguró el Obispo de Roma.

“La educación es generadora de esperanza. De hecho, la educación es un dar a luz, es un hacer crecer, si se sitúa en la dinámica del dar la vida. Y la vida que nace es la fuente más fecunda de la que brota la esperanza, una vida siempre en búsqueda de la belleza, de la bondad, de la verdad y de la comunión con los demás para un crecimiento común”.

El Papa se mostró convencido de que “los jóvenes de hoy tiene, sobre todo, necesidad de esta vida que construye el futuro. Por lo tanto, el verdadero educador es como un padre y una madre que transmiten una vida capaz de un futuro”.

Para lograrlo, el Pontífice sugiere “escuchar a los jóvenes”, y aseguró que la Iglesia lo hará de forma particular “con el próximo Sínodo de los Obispos dedicado a ellos”.

Compartir con:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

slide-ciec1

Feliz Adviento

Compartir con:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

EL LUGAR DEL ENCUENTRO

Compartir con:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Discursos y Homilías que pronunció S.S. Francisco en Polonia

Enviamos el documento que ACIPRENSA ha compartido. En este documento encontrará la transcripción de todos los mensajes que pronunció durante la Jornada Mundial de la Juventud y más, tanto los que improvisó como los que decidió dejar por escrito.

Además hemos incluido los testimonios de los jóvenes que se encontraron con él durante los eventos más grandes de su visita.

Imagen Destacada papa

Descárgalo aquí 

Compartir con:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

La enseñanza de la Religión es un derecho

Compartir con:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+