Skip available courses

Available courses

La situación de pandemia mundial en la que estamos viviendo en la actualidad está generando un nuevo orden de prioridades en numerosos ámbitos, incluido el educativo. Educar personas para que estas sean capaces de transformar el mundo en un lugar más fraterno y habitable se erige hoy como emergencia no solo educativa, sino también social y comunitaria.


Hoy más que nunca somos conscientes de la importancia de educar desde la integralidad y profundidad de la persona.  Pero no es suficiente una ética. Debemos acompañarla de una espiritualidad que eche sus raíces en la razón cordial y sensible. La vida espiritual está en potencia en todo ser humano, requiere de un cultivo y una educación para que se articule y desarrolle en plenitud, porque solo la vida del espíritu satisface plenamente al ser humano.


La situación de pandemia mundial en la que estamos viviendo en la actualidad está generando un nuevo orden de prioridades en numerosos ámbitos, incluido el educativo. Educar personas para que estas sean capaces de transformar el mundo en un lugar más fraterno y habitable se erige hoy como emergencia no solo educativa, sino también social y comunitaria.